EUROPA PRESS

  • La quesada pasiega, las papas arrugadas, el jamón ibérico, el pulpo a la gallega, la paella valenciana, la tortilla de patatas y los papajotes murcianos son los platos elegidos.
  • Serán ‘Las 7 Maravillas Gastronómicas’ que representarán a España en el concurso promovido por Allianz Global Assistance entre más de 20 finalistas.

Papas arrugadas con mojo

La quesada pasiega de Cantabria, las papas arrugadas típicas de Canarias, el jamón ibérico, el pulpo a la gallega, la paella valenciana, la tortilla de patatas y los papajotes murcianos son los platos típicos elegidos como ‘Las 7 Maravillas Gastronómicas’ en el concurso promovido por Allianz Global Assistance entre más de 20 finalistas.

La organización ha validado 61.384 votos validados para los 20 platos finalistas que optaban a esta elección, entre los que figuraban también: el gazpacho andaluz, el pollo al chilindrón aragonés, la fabada asturiana, la ensaimada mallorquina, la crema catalana, el pisto manchego, el cochinillo asado segoviano, el marmitako vasco, las migas extremeñas, el cocido madrileño, las alcachofas con almejas de Navarra, las patatas a la riojana y el turrón de Jijona.

Canarias, Murcia, Comunidad Valenciana, Galicia y Cantabria han sido las regiones con mayor movilización social e institucional en apoyo a sus platos, alcanzando así los primeros puestos ya definitivos, tras el cierre de la votación el pasado sábado.

Por la web oficial de la campaña, www.7maravillas.es, han pasado más de 400.000 visitantes, un 18% de los cuales procedían de EE.UU., China, Rusia, Canadá, India, Alemania, Francia, Reino Unido y Argentina.

La iniciativa persigue el reconocimiento de las gastronomía española como Patrimonio Inmaterial de la Unesco, de forma que los ganadores serán promovidos para representar a la cocina de nuestro país como candidata al Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Cerca de 13 millones del total de 68 millones de turistas que visitaron España en 2015 lo hicieron por motivos gastronómicos.

Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

México, Francia, Japón y la cocina Mediterránea (representada por Croacia, Marruecos, Portugal, Italia, Chipre, Grecia y España) ya cuentan con el título de Gastronomía Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

La propuesta ha contado con el apoyo de la Federación Española de Hostelería (FEHR), la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), la Escuela Superior de Gastronomía y Hostelería de Toledo, la Asociación Gastronómica de Jaén, el Centro Asturiano de Madrid, y Culinary Spain.

También la han respaldado la propuesta Rutas del Vino, Gourmet Madrid, Casa Marcial (dos estrellas Michelin) de Nacho Manzano, Hospedería El Batán (estrella Michelin) de María José Meda, Casa Carola, la Fundación Alimentación Saludable, Gustatio Comunicación y el Restaurante Alejandro (una estrella Michelin) de Alejandro Sánchez.

Gastronomía y Economía

El 25% del PIB nacional está conformado por la industria alimentaria, agricultura, turismo y gastronomía; los mejores restaurantes y cocineros del planeta son españoles; y se calcula que, en 2015, 7 millones de turistas vinieron a España con la única intención de disfrutar de nuestra cocina.

Las cualidades de la gastronomía española proporcionan, además, reconocimiento internacional y un alto nivel de marca-país, e incide, directa o indirectamente, a todos los sectores sociales, económicos y políticos.

20MINUTOS.ES

  • El local se basa en la tecnología de impresión en tres dimensiones: desde los cubiertos hasta la iluminación están creados con dicha técnica.
  • En Food Ink colaboran chefs como Mateo Blanch, ganador de una estrella Michelín, o Joel Castanyé.
  • El precio medio por persona ronda los 250 euros.

Food Ink

El avance de la tecnología de impresión 3D ha llegado a ámbitos tan dispares como la medicina o la arquitectura. Ahora, un restaurante londinense ha decidido aplicar el concepto a la gastronomía con un restaurante que imprime comida en tres dimensiones.

La idea se extiende no solo a los alimentos, sino al diseño del local: desde los platos y los cubiertos hasta las sillas y la decoración están creadas mediante esta técnica de impresión, según recoge La Vanguardia.

Food Ink es un proyecto en el que colaboran chefs de prestigio como los españoles Mateo Blanch, que cuenta con una estrella Michelín y trabaja en la creación del menú, y Joel Castanyé.

La apertura es posible gracias a la innovación en la creación 3D; en concreto, gracias al nuevo lanzamiento de la empresa holandesa ByFlow, que ha puesto a la venta la primera impresora del mundo capaz de manipular alimentos, aunque sus aplicaciones pueden ser mucho mayores: de materiales como cerámica y sicilio hasta carne o chocolate. 

Tras la inauguración, sus responsables aseguran que sus planes pasan por presentar el concepto en una gira mundial que pasará por lugares como Dubai, Las Vegas, Roma, Berlín y Toronto.

El precio medio por persona para disfrutar de los menús de Food Ink es de unos 250 euros.

20MINUTOS.ES

  • Burger King ha decidido fusionarse con el Tex-Mex y lanzar el Whopperito.
  • Tiene los ingredientes de un Whopper dentro de una tortita de harina.
  • Comenzará a venderse en EE UU el 15 de agosto.

Whopperito

La cadena de comida rápida Burger King ha decidido entrar en la gastronomía Tex-Mex y prepara un plato muy especial, que supone la fusión de dos clásicos del fast food estadounidense.

Según publica Bloomberg, el invento será llamado ‘Whopperito’: todos los ingredientes originales del Whopper (como la carne, el tomate, la cebolla o los pepinillos) se meterán dentro de una tortita de harina propia de los burritos mexicanos, cambiando la mayonesa por salsa de queso.

“Es una de las primeras veces que entramos dentro del Tex-Mex” ha asegurado al portal el presidente norteamericano de la marca. “Es una de las categorías de comida en mayor crecimiento”.

El nuevo plato comenzará a venderse en Estados Unidos el próximo 15 de agosto. Todavía no hay ninguna información sobre su llegada a las franquicias españolas.

JOSÉ MARÍA MARTÍN

  • Jordi Otero, ganador del premio ‘Worldclass’ de coctelería en 2010, nos acerca a los orígenes de los cócteles tropicales y la cultura tiki.
  • “Hay cócteles que acaban siendo dulces, pero en sus orígenes no lo eran”.
  • “Si nos centramos solo en España, en el sur gustan bastante más los sabores dulces que en Madrid, y mucho más que en Barcelona”.

Jordi Otero y Paco León

El mundo de la coctelería ha evolucionado muchísimo en los últimos años. Como pasa con la gastronomía en general o con la repostería, a medida que se conocen nuevos ingredientes y técnicas, surgen también nuevas formas de combinar y maridar todos los elementos.

La coctelería nace a partir de los destilados, a raíz de mezclar los espirituosos y añadirles otros ingredientes como el azúcar para hacerlos ‘bebibles’, pues eran muy básicos y no muy agradables al paladar en sus comienzos. A medida que los destilados evolucionan, la coctelería también lo hace. La cachaza -un destilado del zumo de la caña de azúcar-, es de lo que tenemos lo más parecido a lo que había entonces”, comenta el barman Jordi Otero, ganador del ‘Worldclass’ en 2010, entre otros premios, y que ahora trabaja en el Dux Cocktail Borne de Barcelona tras pasar sus tres últimos años en Dubái.

El trópico en los cócteles

“Los cócteles tropicales aparecen mucho más tarde”, afirma Jordi. Antes surge el ron, que es un destilado de mayor calidad y que proviene en gran parte de las melazas, no solo del zumo de la caña de azúcar. Hay que tener en cuenta que la coctelería de entonces era algo agresiva y con mucho nivel de alcohol.

“La cultura que entonces había en EE UU también cambia cuando su gente comienza a ir de vacaciones a Centroamérica y a otros lugares exóticos y se descubren nuevos elementos. En la cultura tiki tropical hay dos ingredientes estrella: el coco y la piña (también la lima, la caña de azúcar…), y grandes referentes, como Trader Vic, que es el creador de la mayoría de cócteles tropicales que conocemos”.

La cultura tiki que surge en los años 30 está inspirada en la Polinesia, y “básicamente son cócteles a los que se les añade zumo, por la sencilla razón de que tenían mucho que ver con la playa y con el sol. Y el cuerpo pedía algo más fresco, más liviano, bebidas más largas en lugar de tragos cortos“.

Por supuesto, los gustos también tienen mucho que ver con las costumbres del lugar. Jordi, que ha pasado unos días impartiendo conocimientos en el Paraíso Brugal de Tarifa, asegura que “hay cócteles que acaban siendo dulces, pero en realidad no lo eran, han evolucionado”. “Es una cuestión cultural. Si nos centramos solo en España, por ejemplo, en el sur gustan mucho más los sabores dulces que en Madrid, y mucho más todavía que en Barcelona”, matiza uno de los máximos exponentes de la coctelería española”.

BIO

Jordi OteroJordi Otero nació hace 36 años. Empezó en hostelería cuando tenía 16 y monta su primer bar con 21 años.
En 2010 gana el ‘Worldclass’. Ha trabajado en Barcelona, Madrid, Dubái… y actualmente ha vuelto a su ciudad natal, Barcelona, para estar tras la barra del Dux Cocktail Borne.

Cócteles tropicales sencillos que puedes hacer en casa

Mojito
“Es el básico de los básicos, pero bien hecho el mojito es increíble”, dice Jordi, que apostilla que el mojito en realidad “es una bebida ácida, no dulce”.

Mojito

Ingredientes:
-Media lima
-Azúcar moreno
-Mucha menta, sin machacarla
-Ron
-Hielo picado
-Removerlo bien

Piña Colada
Es otro de los clásicos del verano, muy sencillo y con el que, “además, puedes lucirte si lo haces en casa, lo sirves fresquito y lo presentas bien”.

Ingredientes:
-1 piña baby
-Ron
-El zumo de la propia piña
-Crema de coco
-Hielo picado
-Servir en la propia piña

Mai Tai
Es el cóctel tropical por excelencia y hay miles de recetas (se pueden añadir muchos ingredientes). Pero la básica es:

Ingredientes:
-Ron
-Orange Curaçao (triple seco)
-Zumo de Lima
-Orgeat (sirope de almendra)
-Adornos posibles: menta, cereza roja, lima… y, si la hubiera, una sombrilla

Tequila Sunrise
Es la receta más sencilla de las cuatro, pero es perfecto para hacerlo en casa y “también es uno de los grandes clásicos de la coctelería tropical”.  Debe su nombre a la similitud de colores con un amanecer (sunrise).

Ingredientes:
-Tequila
-Zumo de naranja
-Granadina

20MINUTOS.ES

  • Se trata de una botella de vidrio soplado, sellada con cera y que permanece intacta, al igual que su contenido, unos 75 ml de vino de 1821.
  • Además de ser el favorito de Napoleón era consumido por Federico II de Prusia y el estadista alemán Otto Von Bismarck.

Grand Constance

Durante los seis años que Napoleón estuvo exiliado en la isla de Santa Elena, hasta su muerte en 1821, solía beber a los postres un vino Grand Constance, que además del favor del emperador francés goza de muchas referencias históricas.

Una botella de este vino, producida precisamente en 1821, acaba de ser vendida en la casa de subastas on-line Catawiki por 1.550 euros.

Se trata de una botella de vidrio soplado, sellada con cera que, aunque está erosionada, permanece intacta, al igual que su contenido, unos 75 ml de vino de hace casi 200 años. Además, conserva intacta gran parte de la etiqueta original.

Se calcula que sólo se conservan una docena de botellas de la misma añada en todo el mundo. Sin embargo, la botella no alcanzó el precio estimado por la tasación, que situaba el valor del vino entre 2.000 y 3.000 euros.

El Grand Constance se producía en Ciudad del Cabo, África del Sur (aún hoy se produce) y además de ser el favorito de Napoleón, también se tiene constancia de que era muy consumido por el rey Federico II de Prusia y el estadista alemán Otto Von Bismarck.

Además, autores como Charles Dickens y Charles Baudelaire citan en sus obras el vino de esta marca.

C.RIZZO / AGENCIAS

  • La antojería mexicana estrena platos y cócteles para la temporada estival.
  • Sus creadores son los artífices de Punto MX, el restaurante que arrancó en 2012 con una contundente apuesta por la auténtica cocina mexicana.

SALÓN CASCABEL

Hay lugares que tienen la virtud de no sólo entrarte por los ojos, también por los oídos y por la boca. Sucede cuando vas al Salón Cascabel, la antojería de Punto MX, el primer restaurante mexicano con una estrella Michelin en Europa. Allí todo es una experiencia en sí misma.

Empezando por la decoración del local que es obra de Eugenio Caballero (oscarizado por la dirección artística de la película El Laberinto del Fauno) y de la interiorista María Fernández. Juntos han creado un espacio original que evoca a la época dorada de los años 40.

Le sigue la música, una magnifica selección hecha por el chef Roberto Ruiz (melómano confeso) y su equipo que ya forma parte del ADN de esta antojeria.

No menos interesantes son sus platillos de sabores chispeantes. En Salón Cascabel cada uno come lo que se le antoja (con la manos) y como si estuvieras en el mismo D.F. Tacos que desbordan creatividad como el Taco de pescado tikin xic a las brasas, una elaboración de corvina adobada en achiote con chiles habaneros tatemados y crujiente de plátano, el Taco de Pollo crujiente con salsa agripicante de tamarindo y chipotle, acompañado de encurtidos, los tacos Popcorn o el Taco de Langostino a la talla.

restaurante

Ruiz propone en Cascabel una cocina informal, dinámica e ideada para compartir. Toda una experiencia gastronómica que se puede disfrutar tanto en el espacio interior, como en la excepcional Terraza Salón Cascabel, un espacio mágico con unas vistas únicas a la calle Serrano de Madrid y un espectacular atardecer.

Con la llegada del verano, la carta se renueva con sabores que recorren el alma de la gastronomía mexicana y que se materializan en platos como el Aguachile naranja de langostinos con pico de gallo de aguacate, el Cocktail shake de camarón con shake de tomate y lima, salsa de chile de árbol- puro frescor para el verano-, la Quesadilla Tijuana, preparada con tortilla de trigo, jamón y queso, cebolla crujiente y salsa costeña o los Sopes de res enchipotlada con frijoles negros y crema fresca.

Para los más incondicionales, se mantiene en carta el machete, un costillón de res norteño tatemado a las brasas que se ha convertido en el plato estrella de Salón Cascabel.

La carta de coctelería también merece la pena con sus creaciones basadas en destilados mexicanos. Se incorporan combinaciones muy estivales de color y sabor como el Margarita de Tamarindo, un cóctel refrescante de tequila, licor de naranja y tamarindo, o el Tlacuache, una combinación de tequila, naranja, frambuesa y cilantro.

Completan la propuesta de bebidas los cocteles sin alcohol, creaciones tan personales como el Vato Loco, lima pepino y menta, el Tamarindo tropical con naranja y chipotle o el Jamaica, una infusión fría de hibiscus y miel de agave.

Además, con la llegada del verano, todos los días a partir de las siete de la tarde, los clientes podrán disfrutar de la sunset party, una combinación perfecta de buena música, exquisitos platos para compartir y cocteles sorprendentes.

El Corte Inglés, planta 7. Serrano 52 (Madrid)

Horario: De lunes a jueves de 13h a 24h. Viernes y sábado de 13h a 2h. Domingo de 13h a 24h

Precio medio: 40€

EFE

  • Japón ha reconocido con el Premio del Ministro de Exteriores 2016 al chef Ricardo Sanz por su labor de difusión de la gastronomía nipona en España.
  • Sanz ha impulsado la “cocina kabuki”, un cruce de caminos entre la gastronomía japonesa y la mediterránea.
  • El cocinero recibirá el 20 de julio el premio en una gala en Tokio.

Ricardo Sanz, chef del Grupo Kabuki

El Gobierno japonés ha reconocido con el Premio del Ministro de Asuntos Exteriores 2016 al chef ejecutivo del Grupo Kabuki, Ricardo Sanz, por su labor de difusión de la gastronomía nipona en España.

El Grupo Kabuki, cuyos socios mayoritarios son el propio Sanz y José Antonio Aparicio, arrancó en 2000 con su primer restaurante en Madrid, a los que posteriormente se han ido sumando Kabuki Wellington, también en la capital española; Abama Kabuki en Tenerife, Komori en Valencia, Kabuki Raw en Casares (Málaga) y Kirei, en el aeropuerto de Barajas.

Se suma Experiencia Kirei, un servicio de catering que sirve en toda la península, y la apertura, el 15 de septiembre, de Kirei El Prado en el nuevo hotel Double Tree By Hilton, en Madrid, según anuncia el grupo en su web.

Este consorcio hostelero suma cuatro estrellas Michelin y, desde sus inicios, ha impulsado de la mano de Ricardo Sanz la denominada “cocina kabuki”, un “cruce de caminos” entre la gastronomía japonesa y mediterránea que, en cada una de sus ubicaciones supone una fusión entre la cocina nipona y la autóctona de la ciudad.

Tanto Sanz como el Grupo Kabuki han agradecido este reconocimiento, que el cocinero recibirá el 20 de julio en una gala en Tokio, junto a otros 141 personalidades y 31 grupos que han sido reconocidos por su aportación a la cultura japonesa.

SARA RÍOS

  • Según el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, en España se desechan al año 7,7 millones de toneladas de alimentos aptos para el consumo.
  • Los hogares son el eslabón de la cadena que más desperdicia, un 42%, y dentro de ellos los unipersonales tiran más comida que los formados por parejas con hijos.
  • El 70% de los españoles desechan la comida porque no recuerdan que la tienen, lo que provoca que caduque o se estropee, según un estudio reciente de Aecoc.
  • Una campaña lanzada por la OCU reclama al Gobierno “una regulación que frene de manera efectiva el desperdicio de comida”.
  • Test de la OCU para saber si tiras mucha comida a la basura.

Comida basura

El desperdicio de la comida es una problemática que ocurre a diario en prácticamente todos los hogares españoles. Cada semana se desechan 25,5 millones de kilos de alimentos, una cifra que supone el 4,5% del total de los productos comprados, según los datos del primer Panel de cuantificación del desperdicio alimentario en hogares difundido por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama).

Sin embargo, este comportamiento no es igual a lo largo del año, ya que según este informe en primavera y verano los españoles desperdician un 9,4% más que en otoño o invierno. Como resultado, en España se tiran al año 7,7 millones de toneladas de alimentos, de los cuales 1,36 millones de toneladas proceden de los hogares españoles, sostiene el Magrama.

Por otra parte, tal y como indica la Agencia Española de Consumo (Aecosan), los hogares son el eslabón de la cadena alimentaria que más desperdicia al año en la Unión Europea, un 42% del total de los productos aptos para consumo humano desechados. Le siguen los procesos de fabricación (39%), los servicios de restauración y catering (14%) y la distribución (5%).

Pero, ¿cuál es el motivo de que se tire tanta comida a la basura? El olvido está detrás en la mayoría de los casos. Según un reciente estudio de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (Aecoc), el 70% de los españoles desechan los alimentos porque no recuerdan que los tienen, lo que provoca que caduquen o se estropeen.

¿Quiénes desechan más y qué se tira?

Indica este informe que los hogares unipersonales son los que más alimentos desperdician, mientras que aquellos formados por una pareja con hijos desechan menos comida. Además, los casos en los que la persona encargada de las compras trabaja fuera del hogar tienden a desperdiciar más que aquellos hogares encabezados por parados y pensionistas.

Por otro lado, este estudio pone de manifiesto que los consumidores más jóvenes son los que más productos tiran a la basura. Así, el 20% de las personas de entre 25 y 34 años afirma desechar “bastante” o “mucho”, un porcentaje que se reduce a medida que aumenta la edad del consumidor hasta llegar a solo el 8% en el caso de aquellos que se encuentran en una franja de entre 55 y 65 años.

Por comunidades, Andalucía (18%) y Canarias (17%) son aquellas en las que sus habitantes tiran más alimentos a la basura. Agrega este estudio que los porcentajes más bajos de población que desperdicia la comida los tiene Madrid (13%) y la Comunidad Valenciana (11%).

Las frutas y verduras (78%), el pan (59%) y las comidas preparadas (42%) encabezan la lista de los alimentos que más se desechan en el hogar, seguidos de las carnes, los lácteos y los pescados.

España carece de regulación

España es el séptimo país de la UE que más comida desperdicia (7,7 millones de toneladas) después del Reino Unido (14,4 millones), Alemania (10,3 millones), Holanda (9,4 millones), Francia (9 millones), Polonia (8,9 millones) e Italia (8,8 millones), según la Comisión Europea. Pese a ello, en nuestro país no existe una ley que regule el desperdicio de la comida.

En este sentido, organizaciones de consumidores como la OCU reclaman al Gobierno “una regulación que frene de manera efectiva el desperdicio de comida” y que, como en Francia, obligue a los supermercados a donar la comida sobrante cuando aún está en buen estado, o darle otros usos cuando ya no lo está.

Por este motivo, han lanzado una campaña que lleva por lema “No Tires la Comida”, y en la que pide el apoyo ciudadano para impulsar una ley en España que evite que la comida termine en la basura.

Tecnología como herramienta para reducir el desperdicio

El problema del despilfarro de los alimentos ha dado lugar en otros países europeos a iniciativas como la alemana foodsharing.de, un sistema de recogida de excedentes que pone en contacto a personas interesadas en rescatar “alimentos en un estado no vendible”.

En el Reino Unido, las emprendedoras Tessa Cook y Saasha Celestial-One también han apostado por la tecnología para lograr reducir estos desechos con la creación de una app gratuita llamada Olio, que conecta a vecinos con negocios locales para intercambiar o vender remanentes de alimentos y buscar ser una “revolución en el intercambio de comida”. Esta aplicación, lanzada en enero, acumula unas 50.000 descargas y ha logrado realizar 250.000 transacciones, señala la BBC.

Cómo evitar el despilfarro de alimentos

La planificación es la clave. Desde la OCU proponen una serie de consejos para desechar la menor cantidad posible de alimentos y aprender a rentabilizar lo que se compra.

A la hora de hacer la compra. Lo más recomendable es hacer en casa una lista y comprobar qué productos tenemos y cuáles faltan. En este punto es importante ver también la fecha de caducidad de los alimentos. Para evitar comprar más de lo que necesitamos la clave está en hacer un menú semanal y comprar en función de lo que vayamos a preparar, especialmente productos frescos como carnes, pescados, frutas y verduras. Otra de las recomendaciones, especialmente al hacer la compra en grandes hipermercados, es no caer en la tentación de las ofertas 3×2 o uno gratis, ya que no siempre se ahorra al no lograr consumir todo antes de que se estropee.

En casa. Conviene tener la nevera y despensas bien organizadas y revisarlas para buscar soluciones a la comida que aún no se vaya a comer y que pueda estropearse. Por ejemplo, se puede congelar el pescado fresco, el pan de molde, el jamón cocido o el salmón ahumado. También se puede cocinar algo que ya estuvo congelado y volver a congelarlo en porciones acordes a lo que vayamos a consumir sin que afecte a la textura o seguridad del alimento. Eso sí, una vez descongelados estos productos habría que consumirlos en menos de 24 horas. Para alargar la vida útil de carnes o pescados otra opción es adobarlas. Por otro lado, hay que tener en cuenta qué alimentos aguantan más en la nevera y cuáles no. Por ejemplo, el pan se estropea antes si se refrigera.

Fecha de caducidad y de consumo preferente. Según el estudio de Aecoc, un 9% de los españoles cree que una vez pasada la fecha de consumo preferente ya no es seguro consumir el producto y el 5% termina desechándolo. No obstante, hay que diferenciar entre ambos términos: la fecha de caducidad la llevan los productos muy perecederos y con riesgo microbiológico —carnes y pescados frescos— y una vez pasada esa fecha no deben consumirse. La fecha de consumo preferente se aplica a productos mucho más duraderos y que son estables, que una vez pasada la fecha pueden perder parte de sus propiedades, pero no presentan un riesgo microbiológico, sostienen desde la OCU.

¿Y si se ha pasado de fecha? Aquellos alimentos perecederos como la fruta puede aprovecharse para una macedonia o un batido, mientras que con las verduras se puede hacer un puré con aquellas partes que no tengan moho o estén podridas. El pan, otro de los alimentos que más desperdician los españoles, se puede aprovechar para hacer pan rallado o torrijas, pudin, migas, picatostes. Algo similar se puede hacer con la bollería que se ha quedado seca al emplearla como base para tartas o pudin. En la web de la OCU ofrecen una guía para aprender a cocinar con sobras, muy útil para coger ideas. Otra opción para aprovechar los residuos orgánicos, solo apta para aquellos que tengan un jardín, es hacer compost para abonar las plantas o el césped.

C.RIZZO / AGENCIAS

  • Hoteles y restaurantes ponen a punto sus terrazas ante la llegada del estío, espacios bajo el cielo donde todo tiene otro color.
  • Con vistas al mar o en plena ciudad, para que el calor no te pille sin plan, aquí va una selección de las terrazas que debes visitar este verano.
  • Visualiza y descarga el ‘Extra de Verano 2016′ en formato PDF.

THE HAT

Bienvenidos sean los días largos y las ganas locas de pasar tiempo al aire libre. Cuando el calor llama a la puerta, uno de los grandes placeres es largarse de terraceo. Eso es así. Con fantásticas vistas al mar o en el centro de la ciudad, lo importante es hidratarse con un buen mojito, escuchar música en directo o darle un suculento homenaje a tu estómago. Hoteles y restaurantes ponen a punto sus terrazas con la llegada del estío. He aquí algunas de las que no debes perderte.

Hotel Indigo Madrid-Gran Vía. (Madrid). Su azotea sky lounge cuenta con una infinity pool y un bar lounge y coctelería. Las vistas a la madrileña Gran Vía hacen de esta azotea un lugar idílico para deleitarse con uno de sus cócteles: Cosmopolitan (vodka, arándanos, lima, licor de naranja y cramberry juice), el Canela Negra (licor de hierbas, zumo de limón, sirope de canela y tequila blanco), el Picasso (absenta, albahaca, zumo de limón, tequila blanco y sirope de miel)… Calle de Silva, 6. www.indigomadrid.com

Hotel Indigo


OTTO. (Madrid).Una amplia carta basada en una cocina de elaboraciones sencillas y en las que prima el respeto al producto y al sabor. La terraza de Otto es también el lugar perfecto para tomar el aperitivo o disfrutar de un afterwork gracias a su variada carta de cócteles. Si vas, no puedes dejar de probar su hummus de berenjena ahumada con pan de pita y tataki de solomillo ibérico con salsa de miel y mostaza. Paseo de la Castellana, 8. www.ottomadrid.com

OTTO


Hotel Orfila. (Madrid). Un palacete construido en 1886 reconvertido en hotel alberga una de las terrazas más deliciosas y sosegadas donde aislarse del bullicio de la ciudad. El Jardín de Orfila es un sorprendente restaurante en pleno centro de Madrid, cuyo colorido patio invita a cenar bajo las estrellas. Calle Orfila, 6. www.hotelorfila.com

Hotel Orfila


Eurostars Suites Mirasierra (Madrid). Junto a la piscina exterior del hotel, la terraza del Suites Mirasierra ofrece una acogedora atmósfera para disfrutar de una amplia carta de cócteles, vinos y especialidades japonesas a cargo de la reconocida sushi woman Carolina Montánchez, titulada por la Tokyo Sushi Academy. Dividida en tres zonas, la terraza recrea un ambiente íntimo y acogedor gracias a un sinfín de detalles que van desde la cuidada iluminación a la decoración floral pasando por la calidez del mobiliario. Calle Alfredo Marqueríe, 43. www.eurostarssuitesmirasierra.com

Hotel Mirasierra


The Hat. (Madrid). De Madrid al cielo pasando por la terraza de The Hat, seleccionado por The Guardian como uno de los 10 mejores hostels de Europa. Por su céntrica ubicación, su imponente altura –que permite ver desde el entresijo de tejados y corralas de La Latina hasta la cúpula de San Isidro–, y por su cuidada oferta gastronómica –pensada para compartir y picotear– es el espacio idóneo para disfrutar de las tardes y las largas noches estivales de la capital. Calle Imperial, 9. www.thehatmadrid.com

The Hat


Terraza Arola. (Barcelona). Domingos en familia y tardes en un ambiente exclusivo acompañado de buena música en la terraza Arola del Hotel Arts. Sunday Vermut&Tapas es la nueva experiencia que presenta el chef Sergi Arola y que recupera la tradición del Vermut con un menú de tapas y platillos para compartir. Carrer de la Marina, 19-21. www.hotelartsbarcelona.com

Hotel Arts


Hotel Claris. (Barcelona). Vistas únicas de la ciudad de Barcelona con piscina, música en directo y sesiones de DJ. Este es el ambiente que ofrece La Terraza del Claris que además renueva su carta con la llegada del buen tiempo. Desde aperitivos exóticos como el Dragon eye, (aperol, lichy, phisalys, frambuesa, grand Marnier Rojo y fresa) hasta propuestas saludables a base de zumos naturales, hay opciones para todos. Carrer de Pau Claris, 150. www.hotelclaris.com

Hotel Claris


NH Collection Pódium. (Barcelona). Al caer el sol disfruta de un mojito con las espectaculares vistas que regala la terraza de este hotel que ocupa un edificio del siglo XIX, ubicado en pleno centro de Barcelona. Además de un cocktail bar, la terraza dispone de una magnífica piscina que abre durante los meses de verano para darse un buen chapuzón. El escenario ideal para contemplar el atardecer. Carrer de Bailèn, 4-6. www.nh-hoteles.es

NH Collection Pódium


H10 Port Vell. (Barcelona). Ubicado junto al puerto de Barcelona y a muy pocos metros del Born, el H10 Port Vell cuenta con la magnífica terraza Mare Nostrum en la última planta, desde donde se pueden admirar unas vistas preciosas del Port Vell. Además de la carta de cócteles, la terraza es un escenario perfecto para disfrutar del Vermut vora el mar, que combina vermut o una cerveza con aperitivo. Pas de Sota Muralla, 9. www.hotelh10portvell.com

H10


Mirador de Dalt Vila. (Ibiza). En pleno corazón de Ibiza y flanqueado por el recinto amurallado de Dalt Vila, se alza este lujoso hotel, pensado para relajarse y disfrutar de todo el sabor de la isla. Lejos del tumulto de la ciudad, esta antigua casa señorial del siglo XIX no perdió ninguno de sus valores históricos cuando fue reconvertida en un hotel. Pza. España, 4. www.hotelmiradoribiza.com

Mirador de Dalt Vila


Barceló Hamilton Menorca. (Menorca). Música, deliciosas bebidas y mimos en clave beauty tienen lugar los viernes en su Blue Sky Bar, donde puedes hacerte la manicura mientras degustas un cóctel. La mejor manera de divertirse dedicando un rato a la belleza y al relax. Passeig Santa Àgueda, 6. www.barcelo.com

Hamilton Menorca


Hotel Vincci La Rábida. (Sevilla). Diseñado a partir de una casa palacio del siglo XVIII, en su azotea tiene un espectacular restaurante con terraza-mirador desde el que se pueden contemplar unas vistas privilegiadas de la ciudad, con la Giralda y la Catedral de fondo. Calle de Castelar, 24. www.vinccilarabida.com

Hotel Vincci

EFE

  • Los expertos en lombricultura aseguran el valor de la carne de este invertebrado, comestible y de gran poder nutritivo.
  • En la actualidad, la carne de lombriz, con entre un 70 y 80% de aminoácidos, oligoelementos y vitaminas, sólo se usa como alimento para los animales, sobre todo de aves y peces.
  • Como fertilizante, el humus de lombriz
  • Una lombriz sin ojos que ”ve” y puede llegar a entender nuestro sistema visual.

Lombrices

El humus de lombriz se cotiza ya en el mercado como el mejor abono natural para las plantas, pero los expertos en lombricultura miran más allá, concretamente al valor de la carne de este invertebrado, comestible y de gran poder nutritivo.

En la actualidad, la carne de lombriz, con un 70/80% de aminoácidos, oligoelementos y vitaminas, entre otros compuestos, sólo se usa como alimento para los animales, sobre todo de aves y peces.

Sin embargo, sus características nutricionales se asemejan a las de los insectos que muchas culturas incluyen en su dieta diaria e incluso aprecian como un auténtico manjar.

Un informe de Naciones Unidas ya abogó por el consumo de insectos para mejorar la nutrición en el mundo, en lugar de aumentar la superficie dedicada a la agricultura en aras de atender la demanda alimenticia de más de 9.000 millones de personas que se espera para 2030.

Luis Fernández Brugos cría 350 millones de lombrices en una superficie de una hectárea y media ubicada en una explotación ganadera, donde produce humus de lombriz como fertilizante ecológico “para todo tipo de cultivos, plantas y árboles”.

El humus como abono natural

Se obtiene de la digestión que hacen las lombrices de la materia orgánica: “Es el mejor fertilizante que existe, no contiene sustancias químicas y genera vida en el suelo, al que aporta millones de bacterias que lo hacen más fértil y sano”.

Por algo, recuerda Fernández Brugos,  en la antigua Roma ya se utilizaba en agricultura y los egipcios consideraban a la lombriz un animal sagrado, al que atribuían la fertilidad del valle del Nilo.

Pero “no todo el humus es igual, depende de lo que les eches de comer”, ha reconocido el criador de lombrices; “en nuestro caso, la trazabilidad está garantizada, porque siempre utilizamos estiércol procedente de explotaciones ganaderas”.

Asegura que algunas explotaciones alimentan a sus lombrices con lodos de depuradora o con los sobrantes del triturado de pelets, lo que está desanimando a muchos agricultores, que ya de por sí son reacios a lo desconocido, a cambiar de compostaje.

Pero este criador no se cansa de explicar que el humus de lombriz no sólo alimenta a la planta, también la fortalece y protege frente a plagas, heladas y enfermedades: “las cosechas se incrementan como mínimo un 50 por ciento”.

Además, “regula el PH d suelo, lo descontamina, no huele y no aloja parásitos perjudiciales, sino millones de bacterias beneficiosas para el terreno, zinc, hierro, plomo, boro, magnesio, manganeso, siete veces más de nitrógeno que el estiércol, seis más de potasio y cinco más de fósforo”.

Por otro lado, un camión de humus equivale a diez camiones de estiércol para el campo y “se utiliza para todo” -cerezo, tabaco, pimiento, plantas de ornamentación- con la particularidad de que “por mucha cantidad que se eche no quema la planta”.

Los 350 millones de lombrices de su finca de Peraleda de la Mata (Cáceres) son capaces de transformar en humus de cinco a seis millones de kilos de estiércol al año en ciclos de tres o cuatro meses, ya que “digieren su propio peso en estiércol a diario y depositan la mitad en forma de humus”.

Ello evita el depósito de gran cantidad de sustancias contaminantes, como el metano, que emiten CO2 y que cuando llueve se filtran a las aguas subterráneas, ha explicado.

Sus lombrices se reproducen “de forma exponencial”, no se escapan mientras tengan comida, viven casi quince años, a los dos y medio se empiezan a reproducir -preferentemente con una humedad del 70/80% y a temperaturas que oscilan entre los 12 y los 28 grados- y ponen un huevo cada semana.

Para este experto en lombricultura, es una técnica con “mucho futuro” que aún debe superar “algunos mitos”, como que las lombrices son dañinas para las plantas vivas.


Pulsa me gusta y suscribete a nuestras recetas del blog .Entraras en numerosos sorteos , premios y regalos para tu cocina.